12 consejos para liberar tiempo a los profesionales de I+D

Hoja de consejos

Impulsadas por la necesidad de responder a la hipercompetencia mundial y a la creciente velocidad del cambio tecnológico, las empresas recurren en gran medida a sus funciones de investigación y desarrollo (I+D) para acelerar la innovación.

Es un hecho ampliamente reconocido que las empresas prosperan cuando los empleados trabajan de acuerdo con sus puntos fuertes. De hecho, las personas que utilizan sus puntos fuertes cada día tienen seis veces más probabilidades de estar comprometidas con su trabajo. Pero los estudios demuestran que solo el 15% de los empleados se sienten comprometidos con su trabajo.

Esto es especialmente importante en las organizaciones que se centran en la I+D. En la actualidad, diversos factores están provocando una reducción de los presupuestos de I+D, lo que significa que se pide a estos departamentos que consigan más con los mismos o menos recursos. Sin embargo, muchas organizaciones están descubriendo que 39% de sus trabajadores del conocimiento tienen problemas con la gestión de documentos. Estas tareas están apartando a los profesionales de I+D del trabajo en el que están especializados, lo que reduce significativamente la eficiencia y la productividad en un entorno de laboratorio.

Entonces, ¿cómo pueden ser más productivos los científicos y los equipos de I+D? Hemos reunido algunos consejos para ayudar a las empresas a liberar tiempo de sus empleados, de modo que puedan centrarse en sus puntos fuertes y volver a trabajar en lo que realmente les apasiona.

Determinar qué tareas son prioritarias y cuáles son menos importantes.

49% de los empleados encuestados tienen problemas para localizar documentos.

Las personas que trabajan en I+D son expertos en su campo, probando teorías y haciendo descubrimientos nuevos e innovadores que podrían ser revolucionarios. ¿Por qué, entonces, tantos de estos profesionales pierden el tiempo cada día de trabajo en tareas mundanas para las que están sobrecualificados? Es tiempo que podrían emplear en descubrir la próxima gran novedad en cualquier sector en el que trabajen. La solución es decidir exactamente qué tareas son prioritarias. Al animar a los trabajadores del conocimiento a pensar en cómo pasan sus días de trabajo y decidir qué tareas son las más importantes para ellos y para su organización, quedará claro qué trabajos no son un buen uso de su tiempo. Estas tareas de poco valor pueden abandonarse o subcontratarse, y las personas dedicadas a I+D pueden recuperar una media de un día completo a la semana, tiempo que pueden dedicar a centrarse en la ciencia.

Consejo 1.
Anime a los empleados a identificar cuáles de sus tareas diarias son prioritarias.

Consejo 2.
Centrarse en actividades que impulsen el crecimiento empresarial y los ingresos, y que tengan un impacto directo en la innovación de I+D.

Consejo 3.
Procure delegar las tareas menos importantes en otros miembros del equipo, o abandónelas por completo si no son críticas para la empresa.

Revisar y modificar los procesos empresariales inadecuados

Para ayudar a su empresa a mantener una ventaja competitiva, las organizaciones de I+D necesitan ser más
innovar y adaptarse a las nuevas tecnologías.

En muchas organizaciones centradas en I+D, a veces puede resultar difícil introducir cambios. Es posible que determinados procesos y procedimientos se hayan realizado de una forma específica desde que se tiene memoria, y la introducción de actualizaciones y nuevas ideas puede causar trastornos.

Sin embargo, la innovación sólo puede venir con la inyección de ideas y opiniones frescas, y esto mejora la eficiencia. Un ejemplo de ello son los expertos que trabajan en una empresa y que son grandes conocedores de un área determinada. Debido a sus conocimientos, es posible que con el tiempo se haya implantado un proceso que anima a los demás empleados a dirigirles preguntas y consultas. La desventaja de esto es que pierden tiempo investigando y encontrando respuestas a estas preguntas, porque siempre se ha hecho así.

Estudiar alternativas como la creación de nuevos departamentos especializados o la formación de nuevos equipos en áreas específicas ayudará a aliviar la presión sobre personas cuyo tiempo podría dedicarse mejor a otras actividades.

Consejo 4.
Identificar los procesos actuales de la empresa que requieren los conocimientos o la experiencia de un profesional de I+D.

Consejo 5.
Investiga métodos alternativos para compartir la información.

Consejo 6.
Aplique los nuevos procesos y anime a todos los empleados a seguir estas directrices en adelante.

 

Buscar soluciones tecnológicas para liberar tiempo

Los científicos de datos dedican aproximadamente 45% de su tiempo a tareas de preparación de datos, que incluyen la carga y limpieza de datos.

Cuando se trata de liberar tiempo de los empleados, la tecnología moderna actual puede ayudar considerablemente. Las nuevas soluciones pueden reducir en gran medida el tiempo que se tarda en llevar a cabo determinadas tareas, haciendo que los empleados sean más eficientes y mejorando la productividad. Aunque los procesos históricos y los métodos anticuados siguen haciendo su trabajo, tiene sentido trabajar de forma más inteligente en lugar de más dura, y adoptar estas nuevas soluciones. Para los profesionales de I+D, un ejemplo que está ganando popularidad es una alternativa electrónica a los cuadernos de laboratorio tradicionales. Los cuadernos electrónicos de laboratorio (ELNs) utilizan una tecnología innovadora para agilizar la redacción de informes, y son más rápidos, fáciles de usar y fiables que sus predecesores en papel. Dado que muchas organizaciones de I+D aún carecen de sistemas adecuados para recopilar automáticamente datos para la elaboración de informes, el análisis y la toma de decisiones, está claro que estas soluciones electrónicas son necesarias.

Consejo 7.
Investigar alternativas modernas a las herramientas y procesos existentes que puedan ayudar a liberar tiempo.

Consejo 8.
Considere la posibilidad de sustituir los tradicionales cuadernos de papel por un ELN para agilizar la redacción de informes.

Consejo 9.
Una vez introducidas las nuevas soluciones, ofrezca formación a todo el personal para que personas con distintos niveles de antigüedad puedan utilizarlas cómodamente.

 

Identificar las carencias de competencias en los departamentos

58% de los Millennials creen que el éxito en sus carreras depende del aprendizaje de nuevas habilidades.

Además de identificar las mejoras que pueden introducirse en los procesos empresariales, otro aspecto importante a tener en cuenta son las competencias de las personas. Si los profesionales de I+D dedican su tiempo a tareas de poca importancia para las que están sobrecualificados, es que hay un déficit de competencias en otra parte de la empresa. Empiece por identificar los departamentos que carecen de los recursos humanos necesarios para funcionar sin problemas, o que simplemente carecen de conocimientos y habilidades vitales. Esto puede deberse a que la empresa no dispone de un proceso de transferencia de conocimientos, de modo que cuando los empleados se marchan, sus conocimientos se van con ellos. Cubrir estas lagunas en los departamentos puede ser tan sencillo como formar a los empleados desde dentro de la empresa, formando a los actuales y ampliando sus conocimientos para que puedan realizar las tareas a las que los profesionales de I+D no pueden dedicar tiempo. Con tantos baby boomers a punto de jubilarse, formar a los empleados más jóvenes para que tengan los conocimientos y la experiencia que históricamente han tenido los más veteranos es una decisión empresarial sensata.

Consejo 10.
Identifique qué departamentos carecen de conocimientos empresariales importantes.

Consejo 11.
Implantar un amplio programa de formación para el personal subalterno que garantice una transferencia de conocimientos suficiente.

Consejo 12.
Otra posibilidad es contratar a nuevos empleados que cubran las carencias e inyecten ideas nuevas en la empresa.

 

Conclusión

No tiene sentido desde el punto de vista empresarial tener a expertos especializados en áreas concretas trabajando en actividades que no benefician a su departamento, especialmente en el sector de I+D, donde los experimentos diarios pueden dar lugar a descubrimientos revolucionarios. Poniendo en práctica los consejos de esta guía, los profesionales de I+D podrán empezar a recuperar su tiempo y centrarse en lo que mejor saben hacer. Los pequeños cambios, como eliminar las tareas que no son críticas para el negocio y delegar en el personal subalterno, son un buen comienzo. De cara al futuro, medidas de mayor calado, como garantizar la implantación de un proceso integral de transferencia de conocimientos, permitirán que las competencias y los conocimientos no se queden en manos de una o dos personas. Y, si se trabaja de forma más inteligente y no más dura, y se utilizan herramientas como las ELN para agilizar la redacción de informes, los profesionales de I+D pueden ser más eficientes, más productivos y, en última instancia, más innovadores.

Descargar hoja de consejos
Solicitar una demostración

Más fichas de consejos