Blog del IDBS | 2 de diciembre de 2014

Hacia adelante y hacia arriba: TI y automatización en el laboratorio

La automatización ha sido una tendencia clave en los sectores farmacéutico y biotecnológico. Hemos visto cómo la manipulación y el procesamiento robotizados de muestras pasaban de los dominios de cribado de alto rendimiento al banco de descubrimiento. Casi todos los laboratorios cuentan ya con un robot de manipulación de líquidos o de recogida de clones o células, y los instrumentos de cribado unicelular de alto contenido están sustituyendo a los clasificadores celulares activados por fluorescencia. Los científicos quieren ver flujos de datos sin fisuras desde los instrumentos de laboratorio a las plataformas de procesamiento, análisis y conocimiento. La bloguera invitada Agnes Huot, ex Directora de TI de I+D en Biogen Idec, lo explica.

En la actualidad existen tecnologías y programas informáticos que permiten configurar un entorno de automatización integrado. Quizá la evolución más interesante en este sentido haya sido el cuaderno electrónico de laboratorio (ELN), que ya no es sólo para archivar la propiedad intelectual, sino una verdadera herramienta transaccional para las operaciones diarias del laboratorio. La ELN moderna puede gestionar archivos directamente desde los instrumentos o desde sistemas de gestión de datos científicos (SDMS) o sistemas de gestión de información de laboratorio (LIMS), así como la realización de análisis.

Sin embargo, la arquitectura de la información no debe ser sólo un reto informático, sino una forma de vida en el laboratorio. Muchos laboratorios siguen almacenando los datos en bruto en sus instrumentos y toman medidas para conservar los datos en sistemas de archivos compartidos sólo cuando el disco local está lleno o cuando un científico o un laboratorio considera que merece la pena conservar la campaña de un experimento. Pero entonces se trata de "almacenarlo y olvidarlo": escribir una vez, leer nunca. Los informáticos pueden ser los administradores de los datos, pero en última instancia los científicos son los propietarios de los datos. Ellos son la clave para garantizar el valor de los datos.

La investigación y las TI también deben colaborar para comprender los procesos de laboratorio y traducirlos en flujos de trabajo repetibles. Hasta entonces, estos flujos de trabajo no pueden diseñarse para ser infinitamente flexibles sin comprometer la coherencia de los análisis.

La tarea de automatización implica ahora no sólo el conocimiento técnico de una aplicación, sino de varias y sus puntos o posibilidades de integración. El "usuario avanzado" científico necesita ayuda de TI para ello, y TI tiene que entender el proceso empresarial. Las organizaciones, a su vez, tienen que estudiar cómo mantener estos flujos de trabajo entre aplicaciones; puede que incluso sea necesario que haya funciones distintas para estos "arquitectos de flujos de trabajo". Una cosa es segura: los departamentos de TI y ELNs seguirá desempeñando un papel clave en el laboratorio e impulsando la ciencia.

Agnes was the senior IT partner to Biogen Idec’s research, which includes biologics and small-molecule descubrimiento de fármacos. She was also the architect and strategic owner of the ConnectedLab initiative, which has delivered an integrated environment of electronic lab notebook, molecule registration, lab instrument data management, inventory and project browser.

Acerca del IDBSPóngase en contacto con nosotros

Más noticias