Blog del IDBS | 17 de octubre de 2014

Bien está lo que bien acaba

La industria del petróleo y el gas es esencial para todos nosotros. Calienta nuestros hogares, proporciona combustible para el transporte y produce muchos productos relacionados que mejoran nuestra vida cotidiana.. Pero, ¿qué ocurre entre bastidores para garantizar un suministro constante de energía que alimente nuestras vidas y nos suministre materiales esenciales? Del mismo modo que el petróleo y el gas son fundamentales para nuestro estilo de vida moderno, la gestión eficaz de los datos y la captura de IP de los procesos son vitales para este negocio. El valor de un ELN en todos los sectores de la industria.

En las fases iniciales de la producción (prospección, perforación y extracción de petróleo) se extraen muestras del suelo y se analizan. Aquí se desarrollan y prueban nuevas técnicas y procesos de investigación. Esto genera grandes cantidades de datos que deben gestionarse con eficacia. La próxima generación ELNs preservar la calidad e integridad de estos datos, para facilitar su interpretación. Cuando la producción es lo más importante, se exige eficiencia operativa, tanto dentro como fuera de la plataforma.

El trabajo esencial que se lleva a cabo en la fase intermedia es la optimización de los procesos. Aquí los científicos se esfuerzan por acelerar la productividad, a menudo trabajando de forma paralela a pequeña escala. Tratan de identificar dónde pueden conseguirse mejoras valiosas en la eficiencia y cómo pueden llevarse a un proceso de producción. Incluso una pequeña mejora de 0,1% en el rendimiento o la selectividad de un producto puede tener implicaciones financieras de gran alcance.

A medida que el petróleo se refina y se transforma en distintos subproductos, la investigación y la tecnología (I+T) se sitúan en primera línea y las ELN de nueva generación cobran protagonismo. Mientras científicos, analistas e ingenieros de procesos se dedican a producir materias primas y polímeros petroquímicos industriales, resulta enormemente beneficioso acelerar la innovación, el escalado y la optimización para sacar los productos al mercado con mayor rapidez. Las ELN de nueva generación proporcionan un entorno que todos pueden utilizar, independientemente de su ámbito, para acceder rápidamente a los datos estructurados y no estructurados que producen como parte de su trabajo.

Además de sustituir la carga del papel, las ELN impulsan las oportunidades de colaboración y agilizan los procesos de investigación para que se pueda obtener un mayor valor de los datos. Se puede acceder instantáneamente a investigaciones pasadas y presentes y consultar datos de laboratorios de todo el mundo, con los permisos adecuados, para evitar la repetición de experimentos.

El petróleo es un recurso finito y cada vez es más difícil acceder a él. Las empresas se ven obligadas a gastar más dinero para acceder a yacimientos y fuentes de materias primas viables. Buscan constantemente formas de obtener información más rápidamente. Para ello es fundamental dar sentido a la masa de datos no estructurados y convertirlos en datos estructurados. La competencia es feroz. La innovación es fundamental. Las empresas de petróleo y gas deben ser ágiles y transformar rápidamente la investigación y el desarrollo en resultados empresariales tangibles. Las ELN de nueva generación ayudan a estas empresas a alcanzar sus objetivos y gestionar sus resultados. También ayudan a innovar y optimizar los procesos a lo largo de todo el ciclo de vida, desde antes de extraer una gota de petróleo hasta los numerosos productos finales que utilizamos en nuestra vida cotidiana.

Acerca del IDBSPóngase en contacto con nosotros

Más noticias